Misión hiberno-escocesa

Misión hiberno-escocesa
San Columbano de Luxeuil, uno de los más conocidos misioneros de la misión hiberno-escocesa

La misión hiberno-escocesa fue una misión de evangelización liderada por monjes irlandeses y escoceses para difundir el cristianismo y establecer monasterios en Gran Bretaña y la Europa continental durante la edad media. La misión se originó en 563 con la fundación de Iona por el monje irlandés San Columba y estaba inicialmente dirigida al ministerio entre los escotos de Dalriada y a convertir a los pictos. Durante los siglos siguientes, la misión creció en poder e influencia y se propagó a través de la Inglaterra anglosajona y el Imperio Franco. La misión desde el comienzo estuvo asociada con la práctica cristiana conocida como cristianismo celta, que se distinguía por organizarse alrededor de monasterios en lugar de formando diócesis y por ciertas tradiciones propias, como la práctica de la confesión en el sacramento de la reconciliación. En los territorios alemanes, se conoció a esta misión con el nombre de «Schottenklöster» («monasterios gaélicos» en alemán), particularmente a los monasterios benedictinos fundados por hiberno-escoceses en Alemania que, al principio del siglo XIII, se combinaron en una congregación cuyo Abad-general fue el abad del monasterio de Santiago o de los escoceses de Ratisbona.

El término latino Scotti se refiere a las personas de habla gaélica de Irlanda y a los irlandeses que se asentaron en el oeste de Escocia. En los primeros tiempos medievales Irlanda era conocido, no sólo como Éire, sino también como Scotia, un nombre que los romanos utilizaban a veces para referirse tanto a Irlanda como a Escocia. Los romanos también dieron a Irlanda el nombre «Hibernia». Por consiguiente, los misioneros «Scotti» que fueron tan influyentes en la historia de la Iglesia temprana de Alemania incluyen tanto a hombres de Irlanda como de Escocia en el sentido moderno. En las migraciones del siglo VI clanes de Ulster, como el Airgíalla y el de Uí Néill se establecieron en lo que hoy es Escocia. Entre ellos estaba Columba de Iona de Gartan, quien, con doce compañeros, fundó Iona a principios del siglo VI. Adomnán de Donegal escribió su biografía a principios del siglo VIII. A finales del siglo XI y principios del XII el nombre «Scot» o «Scotus» identificaba al misionero o el viajero como un «Gael» y, por tanto, los monjes de origen irlandés o escocés eran comúnmente considerados procedentes del mismo lugar. Otro de los misioneros más conocidos, Marianus Scotus, junto con sus compañeros, fue el fundador del Monasterio de san Pedro en Ratisbona en 1072.

Contenido

De Columba a Columbanus (563-615)

El cristianismo se extendió en el norte de Escocia desde el año 563, con la fundación de la abadía de Iona por Columba de Iona. Tras la Fundación de Lindisfarne en 635 por San Aidan los misioneros hiberno-escoceses pudieron convertir a la mayoría de los reyes anglosajones durante las décadas siguientes; el último rey pagano, Arwald de la isla de Wight, murió en batalla en 686.

Columbano viajó al Imperio Franco en 590, fundando nuevos monasterios hasta su muerte en Bobbio en 615. Llegó al continente con doce compañeros y fundó Annegray, Luxeuil y Fontaines en Francia y Bobbio en Italia. Durante el siglo VII los discípulos de Columba y otros misioneros escoceses e irlandeses fundan varios monasterios en lo que ahora son Francia, Alemania, Bélgica y Suiza. Los más conocidas son los de Disibodenberg en el Rhin Palatinado, la abadía de San Galo en Suiza, San Pablo en Besanzón, Lure y Cusance en la diócesis de Besançon, Bèze en la Diócesis de Langres, la abadía de Remiremont y la abadía de Moyenmoutier en la Diócesis de Toul, Fosses-la-Ville en la diócesis de Lieja, Mont-Saint-Michel en Péronne, Ebersmunster en la baja Alsacia, San Martín en Colonia, el monasterio de los escoceses de Regensburg, Viena, Erfurt y la Wurzburgo. En Italia destacaron los monjes Donato de Fiesole y Andrew el escocés, ambos de Fiesole. Otro Schottenkloster de los comienzos fue la abadía de Säckingen Abbey en Baden, fundada por el misionero irlandés Fridolin de Säckingen, quien se dice que había fundado otro en Constanza. Otros misioneros hiberno-escoceses activos en el momento, predominantemente en Suabia, fueron Wendelin de Trier, Kilian, Arbogastes, Landelin, Trudpert, Pirmin (que fundó la abadía de Reichenau), San Galo, Corbiniano de Frisinga, Emmeram y Rupert de Salzburgo.

Después de Columba (VIII a XIII c.)

Véase también: Cristianismo germánico
Puerta de los escoceses en el monasterio de Ratisbona.

La actividad de los monjes hiberno-escoceses en Europa disminuyó gradualmente después de la muerte de Columba. Hubo fundaciones monásticas en la Inglaterra anglosajona, la primera en "Cnobheresburg", un lugar desconocido de Anglia Oriental, posiblemente el Castillo de Burgh, mencionada por Beda el Venerable. Otras fueron la abadía de Malmesbury, tal vez Bosham y la abadía de Glastonbury, que tuvo fuertes vínculos con los monjes irlandeses, si bien ya existía antes de su llegada. El prestigio de Iona disminuyó, y desde 698 hasta el reinado de Carlomagno en la década de 770, los esfuerzos de evangelización en el Imperio Franco fueron continuaron por la misión anglosajona. (Véase: Cristianismo germánico)

Según algunas crónicas, monjes irlandeses, conocidos como «Papar», estuvieron presentes en Islandia antes de que los nórdicos se establecieran allí en el siglo IX. Entre los monjes irlandeses que estuvieron activos en Europa Central se encontraban dos teólogos particularmente importantes, Marianus Scotus y Johannes Scotus Eriugena. Se conoce un texto, escrito en alto alemán medio y conocido como Carlomagno y los Santos escoceses (BL Harley 3971) que relata varias leyendas en torno a las fundaciones de los monjes hiberno-escoceses.

La regla de San Columba, que originalmente fue seguida en la mayoría de estos monasterios, pronto fue reemplazada por la de San Benito. Más tarde, los misioneros gaélicos, fundaron Honau en Baden (hacia el 721), Murbach en Alsacia superior (alrededor de 727), Altomünster en la alta Baviera (hacia el 749), mientras que otrod monjes gaélicos restauraron St Michel en Thiérache (940), Walsort cerca de Namur (945) y, en Colonia, los monasterios de San Clemente (hacia el 953), San Martín (circa 980), San Sinforiano (circa 990) y San Pantaléon (1042).

Hacia el final del siglo XI y comienzos del XII, surgieron una serie de Schottenklöster, destinados a los monjes escoceses e irlandeses, exclusivamente, en Alemania. En 1072, tres monjes escoceses, Marianus, Iohannus y Candidus, tomaron su residencia en la pequeña iglesia de Weih-San Pedro en Ratisbona. Su número aumentó pronto y se construyó un monasterio más grande para ellos (circa 1090) por el margrave Otto de Ratisbona y su hermano Henry. Este convento se convirtió en el famoso monasterio de Santiago de Ratisbona, la casa madre de una gran serie de Schottenklöster. Se fundaron abadías de Santiago en Wurzburgo (circa 1134), San Egidio de Núremberg (1140), Santiago en Constanza (1142), Nuestra Señora en Viena (1158), San Nicolás en Memmingen (1168), Santa Cruz en Eichstätt (1194) y el monasterio de Kelheim (1231). Estos, junto con la Abadía de Santiago en Erfurt (1036) y el monasterio de Weih-San Pedro de Ratisbona formaronn la famosa congregación de Schottenklöster alemanes erigida por Inocencio III en 1215, con el abad de Santiago de Ratisbona como abad general.

A partir del siglo XIV

En los siglos XIV y XV, la mayoría de estos monasterios entraron en declive, en parte por falta de monjes de Escocia o Irlanda y en parte por el gran laxismo de disciplina y las dificultades financieras. En consecuencia, las abadías de Núremberg y Viena fueron retiradas de la Congregación escocesa y refundadas por monjes alemanes en 1418. La abadía de Santaigo de Würzburg quedó sin monjes después de la muerte del abad Felipe en 1497. A continuación, fue refundada por monjes alemanes y en 1506 se unió a la Congregación de Bursfeld. En 1595, sin embargo, fue restaurado a la Congregación escocesa y continuó ocupada por monjes escoceses hasta su supresión en 1803. La abadía de Constanza comenzó a declinar en la primera mitad del siglo XV y fue suprimida en 1530. La de Memmingen también desapareció durante el período de la reforma protestante. La abadía de la Santa Cruz de Eichstatt parece haber cesado en el siglo XIV. Como consecuencia de la reforma protestante en Escocia muchos benedictinos escoceses dejaron su país y se refugió en los Schottenklöster de Alemania durante el siglo XVI. Los monasterios escoceses en Ratisbona, Erfurt y Würzburg comenzaron de nuevo a florecer temporalmente, pero todos los esfuerzos para recuperar los monasterios de Nuremberg, Viena y Constanza para los monjes de nacionalidad escocesa fueron inútiles.

En 1692, el abad Placidus Flemming de Ratisbona reorganizó la Congregación escocesa, que ahora comprendía los monasterios de Ratisbona, Erfurt y Würzburg, el único Schottenklöster restante en Alemania. También erigió un seminario en relación con el monasterio en Ratisbona. Pero la secularización forzosa de monasterios en 1803 pone fin a las abadías escocesas de Erfurt y Würzburg, dejando a la de Santiago de Ratisbona como el única Schottenklöster superviviente en Alemania. Aunque desde 1827 a este monasterio nuevo se le permitió aceptar a novicios, el número de sus monjes disminuyó a dos capitulares en 1862. Sin esperanzas en su resurgimiento, el papa Pío IX suprimió este último Schottenkloster en su breve pontificio de 2 de septiembre de 1862. Sus ingresos se distribuyeron entre el Seminario Diocesano de Ratisbona y el Colegio Escocés en Roma.

Véase también

Bibliografía

  • Bowen, E. G. (1977) Saints, Seaways and Settlements in the Celtic Lands. Cardiff: University of Wales Press ISBN 0 900768 30 4
  • Shaw, Frank (ed.) (1981) Karl der Große und die Schottischen Heiligen. Nach der Handschrift Harley 3971 der Britischen Bibliothek London, (Deutsche Texte des Mittelalters; LXXI). Berlín (DDR)

Enlaces externos


Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Misión anglosajona — San Willibrord de Utrecht predicando en la ribera del Rin, por Pieter Dierckx, siglo XIX. Los misioneros anglosajones fueron decisivos en la expansión del cristianismo en el Imperio Franco durante el siglo VIII, continuando la labor de la …   Wikipedia Español

  • Historia de Suiza — Desde 1848, la Confederación Suiza ha sido un Estado federal de cantones relativamente independientes, algunos de los cuales han permanecido confederados desde hace más de siete siglos, pudiendo considerarse una de las repúblicas más antiguas del …   Wikipedia Español

  • Mariano Escoto — Para el cronista, véase Marianus Scotus. Mariano Escoto, en latín Marianus Scotus, fue un monje benedictino irlandés, miembro de la Misión hiberno escocesa. Abad de la abadía de San Pedro en Ratisbona, nació en Irlanda antes de mediados del siglo …   Wikipedia Español

  • Marianus Scotus — Para el beato homónimo, véase Mariano Escoto. Marianus Scotus o Scoto (1028 – 1082 o 1083), fue un monje y cronista, miembro de la Misión hiberno escocesa, irlandés de nacimiento y llamado Máel Brigte, «devoto de Santa Brígida». Fue educado por… …   Wikipedia Español

  • Edad Media — Santa Sofía de Constantinopla (532 537). Los cuatro minaretes son una adición correspondiente a su transformación en mezquita, a raíz de la …   Wikipedia Español

  • Imperio Angevino — L Empire Plantagenêt (francés) Imperio Angevino Unión personal, Imperio …   Wikipedia Español

  • Reinos germánicos — Batalla de Vouillé (507), entre francos y visigodos, representada en un manuscrito del siglo XIV. Los reinos germánicos, reinos romano germánicos o monarquías germánicas fueron los estados que establecieron a partir del siglo V en el antiguo… …   Wikipedia Español

Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”