Ducado de Cantabria

Ducado de Cantabria

Ducado de Cantabria

El Ducado de Cantabria fue creado durante el reinado del rey visigodo Ervigio (680-687) para garantizarse la unidad del reino visigodo en el norte de la Península Ibérica. La aparición documental de este nombre data del año 883, cuando aparece en la Crónica Albeldense al tratar Alfonso I de Asturias (739 al 757) diciendo: iste Petri Cantabriae ducis filius fuit, es decir, "que fue hijo del duque Pedro de Cantabria, que atestigua la territorialidad de su ducado.

Contenido

La localización del Ducado de Cantabria

El Ducado de Cantabria debió ser fundado en algún momento comprendido entre el año 653 y el 683, un periodo oscuro de la historia del norte de Hispania. Aún a pesar de los estudios realizados en los últimos veinte años, poco se sabe fehacientemente de la organización territorial del tercio norte peninsular y por ende de la Cantabria de época visigoda.[1] En la historiografía española existen opiniones dispares acerca de la localización territorial del Ducado de Cantabria. En tal sentido, unos autores, como Echegaray González consideran que se extendía sobre la Cordillera Cantábrica mientras que otros historiadores como Sánchez Albornoz se inclinan por considerar a La Rioja como la zona nuclear del ducado.

Foco riojano

Interpretación hipotética de los límites del Ducado de Cantabria.
Imagen de la Sierra de Cantabria, en la Rioja Alavesa. Hasta finales del siglo XVIII toda esta cadena montañosa era denominada como Sierra de Toloño.

Tras su derrota en la guerra del 29 al 19 a. C., los cántabros fueron progresivamente sedentarizándose, adquiriendo cada vez mayor importancia la agricultura. Eso originó un incremento demográfico en el área de la cordillera que provocó un gran movimiento migratorio de los cántabros hacia la Meseta. Las lápidas vadinienses testimonian el lento pero progresivo desplazamiento de los habitantes de los Picos de Europa hacia la zona de Cistierna (León). Los desplazamientos más importantes tuvieron lugar en dirección sureste: En el siglo II aparece la primera mención a la fortaleza cántabra de la Peña Amaya, que siguió poblada hasta la época de la conquista musulmana, y unos siglos después, ya en tiempos de los visigodos, se cita con profusión en las crónicas que la provincia de Cantabria, se extendía hasta tierras de La Rioja, la Ribera Navarra.

Dos eran las poblaciones principales de la provincia: La Peña Amaya y la Ciudad de Cantabria, situada cerca de la actual Logroño. Ambas ciudades fueron destruidas en el año 574 por el rey visigodo Leovigildo. Braulio de Zaragoza, obispo de Zaragoza (631-651), relata en su conocida obra sobre la vida de San Millán[2] la predicación de este santo en la segunda de estas dos ciudades. Se presentó ante el Senado cántabro, donde realizó una exhortación a sus habitantes para que se convirtieran. Puesto que los habitantes de Cantabria hicieron caso omiso de los consejos de San Millán, al año siguiente fue destruida por las tropas de Leovigildo:

El mismo año, en los días de Cuaresma, le fue revelada también la destrucción de Cantabria; por lo cual, enviando un mensajero, manda que el Senado se reúna para el día de Pascua. Reúinense todos en el día marcado; cuenta él lo que había visto, y les reprende sus crímenes, homicidios, hurtos, incestos, violencias y demás vicios, y predícales que hagan penitencia. Todos le escuchan respetuosamente, pues todos le veneraban como a discípulo de nuestro Señor Jesucristo; pero uno, llamado Abundancio, dijo que el Santo chocheaba por su ancianidad: mas él le avisó que por sí mismo experimentaría la verdad de su anuncio, y el suceso lo confirmó después, porque murió al filo de la vengadora espada de Leovigildo. El cual, entrando allí por dolo y perjurio, se cebó también en la sangre de los demás, por no haberse arrepentido de sus perversas obras; pues sobre todos pendía igualmente la ira de Dios.
Vita Sancti Aemiliani, XXVI. San Braulio.

La ciudad de Cantabria no volvió a ser reconstruida[3] aunque todavía circulan por La Rioja y Navarra tradiciones e historias relativas a su destrucción: La arqueta de marfil del Monasterio de Yuso contiene imágenes relativas a la predicación de San Millán en la ciudad,[4] y el poeta castellano Gonzalo de Berceo informó de dichos hechos en su biografía en verso de San Millán.[5]

Se dice incluso que los primeros habitantes de Logroño fueron los supervivientes de la toma de la ciudad a los que Leovigildo permitió asentarse en la zona.[cita requerida]

Foco montañés

Esta opinión, en el pasado generalizada, ha sido rebatida por prestigiosos historiadores al señalar que de la lectura de la Vida de San Millán no se deduce en absoluto que la Cantabria que Leovigildo ocupa sea una ciudad homónima y que habla de la actividad del santo en relación con los verdaderos espacios geográficos cántabros, citando en otros pasajes a la propia ciudad de Amaya corroborados por Juan de Biclaro en su crónica.[6] [7] En este sentido Joaquín González Echegaray, el cual ha estudiado ampliamente este tema en su obra Cantabria en la transición al medievo, señala que:

[...] en la misma tradición del monasterio de San Millán se recuerda la actividad apostólica del Santo en Cantabria, precisando que no es La Rioja, sino la región del Monte Igedo, junto a las fuentes del Ebro, como dice una antigua glosa sobre un códice emilianense[8] del siglo X.[9]
Joaquín Gonzalez Echegaray. Los Cántabros

Así se señala que el hecho de que el Ducado de Cantabria del final de la época visigoda incluyera el valle medio del río Ebro carece de fundamento al no existir argumentos definitivos que así lo indiquen.[10] Al contrario, existen numerosas evidencias que rebaten el desplazamiento de la Cantabria en época tardoantigua, desde el sector central de la Cordillera Cantábrica hasta La Rioja, al señalar que aquella posee costa y se encuentra en las fuentes del río Ebro.

El Cronicón de Hidacio cita que en el año 454 una incursión marítima de piratas hérulos saquearon las costas de Cantabria y Vardulia:

Ad sedes propias redeuntes, Cantabriarum et Vardaliarum loca maritima crudelissime deproedatio sunt
Fontes Hispaniae Antiquae, IX, p. 74

A finales del siglo VI, Gregorio de Tours relata una milagrosa historia según la cual un cántabro sufrió un accidente y, con objeto de sanarse, viajó en barco desde su tierra hasta Burdeos con objeto de solicitar su curación en un templo galo dedicado a San Martín:

Quidam in regione Cantabriae, Mauranus nomine, mane a lectulo consurgens...
De Miraculis Santi Martín, IV, 40

El pseudo-Fredegario explica cómo hacia el año 613 el rey visigodo Sisebuto sometió a los cántabros, citando expresamente que conquistó varias ciudades costeras:

Provinciam Cantabriam Gotthorum regno subegit, quam aliquando Franci possederant. Dux, Francio nomine, qui Cantabriam tempore Francorum subexerat, tributo Francorum regibus multo tempore impleverat. Sed cum a parte imperii fuerat Cantabria revocata, a Gotthis, ut supra legitur, praeoccupatur, et plures civitates ab imperio Romano Sisebodus in littore maris abstulit, et usque fundamentum destruxit.
His. Goth.VI

Una carta del rey Sisebuto dirigida a San Isidoro habla de cántabros y vascones, aludiendo a que los primeros habitan junto al océano:

et trans Oceanum ferimur porro, usque niuosus cum teneat Vasco nec parcat Cantaber horrens.
Epistolae Wisigoticae en Monumenta Germaniae Historica, tom. I, Berlín 1892

Ducado de Cantabria y Reconquista

En cualquier caso, titulan Duque de Cantabria a Pedro (segundo Dux de Cantabria), padre del Rey Alfonso I el Católico, entre otras, las Crónicas de los Obispos Rodrigo Ximènez de Rada Toledano (siglo XIII); Lucas Tudense (Eo tempore Adefonsus Catholiicus, Petri, Cantabriensis Ducis filius); la Crónica General de don Alfonso X el Sabio (año 1289, fundamentada en la Crónica Mundi de Lucas de Tuy del año 1230), Firmiter omnes obtinui munitipnes, sucit a victoriosísimo Rege Domino Adefonso, Petri Ducis filio y el cronista Assas en su Crónica General de España.* 1

Según el historiador Joaquín González Echegaray en su obra Cantabria Antigua, Don Pelayo (quién en calidad de soldado profesional encabezó la sublevación inicial de los campesinos nativos de una zona del territorio de la Cantabria Occidental contra cierto control ejercido por el gobernador árabe de Asturias, Munuza) es nombrado jefe de los astures, logra la liberación de toda la Asturias Trasmontana del dominio cordobés y decide sellar un pacto con las otras zonas independientes del norte de España, que entonces controlaba el antiguo Duque de Cantabria, Pedro.

Bajo dicho pacto se concierta el matrimonio de Ermesinda, hija de Don Pelayo, con Alfonso, hijo del Duque Pedro, consolidando de esta forma la unión de ambos núcleos cristianos de lucha contra el Islam. A la muerte de Don Pelayo en el 737, es nombrado jefe de los Astures su hijo Fáfila (o Favila) quien tres años después resulta muerto por un oso durante una cacería en Llueves, aldea del monte de Cangas de Onís. Alfonso es elegido sucesor del trono de Don Pelayo, era su yerno, tal vez contribuyo a su prestigio el que fuera hijo del Duque Pedro. Se daba la circunstancia de que aunque al parecer Favila tenía hijos, estos eran aun menores. En cualquier caso Alfonso I el Católico ya nunca se usó el título de Duque de Cantabria y el nombre de Asturias perduraría para denominar al reino en general y más adelante también a la mayor parte del territorio que hoy ocupa la Comunidad Autónoma de Cantabria se la llamó las Asturias de Santillana.

Desde ese momento el trono será ocupado por la Dinastía de la Casa de Cantabria, en la que destacarían reyes tan importantes como, aparte de Alfonso I, su hijo y nieto Fruela I de Asturias y Alfonso II el Casto y los nietos de Pedro, Aurelio y Bermudo, que eran hijos de Fruela, hermano de Alfonso I El Católico y hombre de la máxima importancia en las campañas militares de ese reinado.

Notas

  1. Álvarez Llopis, Elisa; Esther Peñas Bocos (2005). «Espacio, Tiempo y Forma, Serie III, Historia Medieval», UNED (ed.). Límites y «Fronteras» en el Norte Peninsular. Aproximación cartográfica al territorio de Cantabria entre el mundo antiguo y medieval., t. 8 edición, pp. 13-25. ISBN 84-87934-23-4.
  2. de San Millán
  3. Ruinas de la Ciudad de Cantabria. Al fondo, la actual población de Logroño.
  4. Detalle de la arqueta de San Millán (Monasterio de Yuso) En la imagen de arriba el santo advierte a los habitantes de la ciudad de Cantabria. En la imagen inferior se representa la conquista de la ciudad por tropas visigodas
  5. El hecho sería recogido por Gonzalo de Berceo (c. 1197-c. 1264) en el siguiente poema:


    La profeçia dicha, el buen predicador
    Tornó a sue eglesia servir al Criador:
    Remaneçió Cantabria en sue mala error,
    Si a Millan croviessen, fizieran muy meior.


    Desent todos los otros fueron desbaratados,
    El pueblo destruido, los muros trastornados:
    Nunqua ia mas non fueron fechos nin restaurados,
    Aun tres torreiones estan hy revellados.


  6. Llevaron a su presencia cierta mujer llamada Bárbara, de tierra de Amaya, baldada y muy afligida por la parálisis; y la oración del Santo le restituyó la salud, que hacía mucho tiempo había perdido.
    Vita Sancti Aemiliani, IX
  7. El Biclarense señala que la ciudad tomada a unos invasores es Amaya:
    Leoviguldus Rex Cantabriam ingressus, provinciae pervasores interficit, Amaiam occupat, opes eorum pervadit, et provincia in suam revocat dictionem
    Crónica del Biclarense (c. 597)
  8. Cantabria sita est in mons Iggeto iuxta fons Iberi
  9. J. GONZALEZ ECHEGARAY, La «Nota de Cantabria» del códice emilianense 39 y las citas medievales de Cantabria, Alt (1976), XL, 61-94.
  10. Resumen y actualizan esta teoría A. Barbero y M. Vigil, Sobre los orígenes de la Reconquista, Barcelona 1974, pp. 87-89.

Enlaces externos

Bibliografía

  • Risco, Manuel; Tratado de la Vasconia antigua : España sagrada tratado 68. Librerías París-Valencia, S.L. 1996 ISBN 84-89725-04-7
  • González Echegaray, Joaquín ; Los Cántabros. Ed. Librería Estvdio. Santander. 2004 ISBN 84-95742-32-2
  • Saiz, José Ramón ; El Ducado de Cantabria, origen de un Reino. Tantín. Santander. 2007 ISBN 978-84-96143-89-0 y la edición del 2002 ISBN 84-89013-36-5
  • Martínez Díez, Gonzalo . El Condado de Castilla (711-1038): la historia frente a la leyenda. Valladolid, 2005. 2v. ISBN 978-84-9718-275-1 y ISBN 84-9718-275-8 (Sobre el ducado de Cantabria véase las paginas 65 a 68 del primer volumen)
Obtenido de "Ducado de Cantabria"

Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Ducado de Cantabria — El Ducado de Cantabria fue creado durante el reinado del rey visigodo Ervigio (680 687 ddC), con el fin de dar cierta autonomía para garantizarse la paz en el norte de la Península Ibérica. La aparición documental de este nombre data del año 883… …   Enciclopedia Universal

  • Cantabria romana — Saltar a navegación, búsqueda Desarrollada la conquista romana del territorio cántabro entre los años 29 a. C. y 19 a. C., los enfrentamientos mantenidos por Roma contra los diversos pueblos del Norte hispano (cántabros y… …   Wikipedia Español

  • Cantabria (desambiguación) — Saltar a navegación, búsqueda El término puede referirse a: La comunidad autónoma de Cantabria (España); Cantabria (isla del Mesozoico); Cantabria como nombre utilizado en ocasiones en la Edad Moderna para referirse a las Provincias Vascongadas y …   Wikipedia Español

  • Cantabria — Para otros usos de este término, véase Cantabria (desambiguación). Cantabria Comunidad autónoma de …   Wikipedia Español

  • Ducado de Santoña — Saltar a navegación, búsqueda Ducado de Santoña Corona ducal Primer titular Juan Manuel Manzanedo y Gonzalez …   Wikipedia Español

  • Ducado de Frías — Saltar a navegación, búsqueda Ducado de Frías Corona ducal Primer titular Bernardino I Fernández de Velasco …   Wikipedia Español

  • Historia de Cantabria — Escuche este artículo (info) …   Wikipedia Español

  • Edad Media en Cantabria — Saltar a navegación, búsqueda La Edad Media, Medievo o Medioevo es el período histórico de la civilización occidental comprendido entre el siglo V y el XV. Su comienzo se sitúa convencionalmente en el año 476 con la caída del Imperio Romano de… …   Wikipedia Español

  • Historia de la configuración territorial de Cantabria — La comunidad autónoma de Cantabria en el conjunto de España. Cantabria es un territorio histórico[1] cuyas primeras referencias nos llegan desde los romanos. En las edades del Bronce y del Hierro los …   Wikipedia Español

  • Ciudad de Cantabria — Antigua ciudad de la España visigoda, capital del Ducado del mismo nombre, y situada en el Cerro de Cantabria, a unos kilómetros de la actual ciudad riojana de Logroño. La Crónica del Biclarense es la primera que cita esta ciudad cuando describe… …   Wikipedia Español

Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”